NEARSHORE
 
 
España como destino nearshore
 

En los últimos años, los términos relacionados con el concepto outsourcing se han multiplicado de manera exponencial: offshoring, nearshoring o valueshoring son ya vocablos de uso común, así como muestra irrefutable del impacto de la globalización en las estrategias de negocio de las grandes empresas.

Las distancias geográfica y cultural, las afinidades lingüísticas y la estabilidad geopolítica han ido cobrando cada vez mayor importancia frente a las puras consideraciones económicas de ahorro de costes, lo que ha obligado a muchos proveedores a replantearse sus diferencias competitivas y reposicionarse en un mercado fraccionado y cambiante. Como consecuencia de todo ello, frente a un modelo offshore exclusivamente basado en la mano de obra barata con China y la India como países de referencia -, está surgiendo con cada vez mayor fuerza el nearshore, con centros de producción y operaciones próximos al cliente.

Muchos caen en el error de asociar el concepto de nearshore con la nacionalidad de la empresa, como si de un aspecto patriótico se tratara. De tal manera que promover a España como destino nearshore para Europa supondría promocionar a la empresa española como receptora de las inversiones tecnológicas de los diferentes estados miembros. Nada más lejos de la realidad. No olvidemos que al nacimiento del modelo nearshore han contribuido muchas compañías indias, con la apertura de filiales en Asia, Sudamérica o Europa, en la búsqueda de una mayor cercanía y proximidad hacia sus clientes. A título de ejemplo, Tata Consultancy Services (TCS), la mayor empresa de servicios informáticos de la India, ha venido abriendo desde el año 2002 centros en Uruguay, Brasil, Chile, China, Australia, Reino Unido y Japón, representando en su conjunto un porcentaje de ingresos superior al 5%.

image-frame
image-frame

El mercado del nearshoring comprende actualmente 15 países que son especialmente interesantes por diversos motivos. Si en los años 90 fue Irlanda quien tuvo un gran éxito en el suministro de servicios de outsourcing bajo esta modalidad, las nuevas ubicaciones se encuentran ahora en Europa central y oriental como Polonia y la República Checa.

Centrándonos en el tema que nos ocupa, todos los españoles somos conscientes de las oportunidades que para nosotros puede representar el modelo nearshore: fomento del empleo, contribución al PIB, profesionalización del sector, atracción del talento. Pero debemos ser realistas en la valoración de nuestra situación de partida y rigurosos en la determinación del posicionamiento futuro que queremos alcanzar, así como de las estrategias para llevarlo a efecto.

En los últimos años, se han multiplicado las factorías de software radicadas en España, extendiéndose a todas las regiones (Andalucía, País Vasco, Galicia, Aragón, Asturias, Castilla-León). Accenture tiene 15 centros en España con una plantilla cercana a las 4.000 personas. HP, tras su fusión con EDS, contará con otros tantos centros de desarrollo. Pero la mayor parte de la actividad de estas factorías se destina a clientes españoles, por lo que el efecto multiplicador en los ingresos y la consecución de las deseadas economías de escala en costes podría ser mucho mayor.

Recientemente, se han venido aplicando políticas de demanda para fomentar la internacionalización de nuestro país, como la iniciativa de Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) juntamente con la sociedad estatal para la Promoción y Atracción de Inversiones Exteriores (INTERES). No obstante, tales iniciativas pueden caer en saco roto si no se acompañan de políticas de oferta que persigan la mejora de la competitividad de las empresas, papel en el que el principal de los agentes, si no único, es la propia Administración. En cierto modo, permítaseme la comparación, es como promocionar internacionalmente el turismo en España sin fomentar la reconversión de una industria hotelera basada en el sol y playa. Son necesarias políticas fiscales que fomenten la inversión y la innovación en tecnologías, y una decidida apuesta por la educación y el talento, pues, no en vano, la falta de profesionales cualificados es la principal amenaza que se cierne sobre nosotros, y el más importante factor diferencial futuro de todos los mercados, incluidos el chino y el indio.

Antonio Crespo de la Mata
Director General de Quint Wellington Redwood

image-frame

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recoger información sobre su navegación a efectos estadísticos y permitir acceder a determinados servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Leer mas...